Estudios Españoles de Crecimiento Inicio Web

Preguntas Frecuentes

¿Son estas gráficas y tablas las adecuadas para evaluar la población española?

Absolutamente sí, ya que corresponden a población examinada a partir del año 2000. Las comparaciones con estudios previos efectuados en población española demuestran que ha habido una aceleración secular positiva de casi 2 cm. en la talla adulta en las 2 últimas décadas. Por otro lado, se ha comprobado también que existen diferencias significativas con los datos de otros países desarrollados. Concretamente, la talla de la población española es similar a la de otros países europeos, como Francia y Reino Unido, pero permanece inferior a la de Alemania, países nórdicos y Holanda, población con la que hay casi 7 cm. de diferencia en la talla adulta, tanto para varones como para mujeres.

¿Tienen validez para evaluar población inmigrante?

Dependiendo del origen étnico, puede haber o no diferencias con las gráficas de la población autóctona, lo que debe ser tenido en cuenta en la interpretación de los datos. En general no existen diferencias con la población de origen magrebí o subsahariano, pudiendo existir con la población procedente de algunos países de América Central y América del Sur.

Se ha observado que, debido a fenómenos de epigenética, estas diferencias se atenúan en las sucesivas generaciones.

En síntesis, con un adecuado conocimiento de estas diferencias, pueden ser utilizadas, complementando su uso con las gráficas del grupo étnico de procedencia si estuvieran disponibles.

¿Son adecuadas para valorar el grado de obesidad de la población infantil?

Si bien ha habido un incremento del sobrepeso y obesidad en al infancia en las últimas décadas, este hallazgo no invalida el uso de las gráficas de referencia de la población.

Hay varias razones. En primer lugar, el diagnóstico de sobrepeso y obesidad es clínico. En segundo lugar, la valoración antropométrica es una ayuda, sobre todo para seguir la evolución del niño. En este sentido resulta útil hacer el seguimiento del niño con la obtención de la puntuación Z, lo que se puede realizar fácilmente ya que las gráficas del estudio español incluyen información para calcularla. En tercer lugar, en caso de precisar un diagnóstico antropométrico del sobrepeso y obesidad para estudios comparativos con otras poblaciones de referencia, se pueden utilizar los criterios de Cole que sitúan estos puntos en el percentil que adquiere los valores 25 y 30 a los 18 años de edad en ambos sexos. En el estudio español, estos puntos corresponden aproximadamente al P80 y P85 para el sobrepeso de niños y niñas respectivamente, y al P97 para la obesidad en ambos sexos.

El uso de las gráficas de referencia tiene la ventaja adicional de conocer la situación de cada niño con relación a la del resto de su grupo de edad y sexo de la población de referencia, lo que tiene trascendencia para valorar la patogenia de su situación nutricional.

¿Cuando debo utilizar el estudio transversal?

Los estudios transversales son los más adecuados para monitorizar en general el crecimiento de los niños en las consultas de los médicos y enfermeras encargados de la atención infantil.

Por otro lado, son habitualmente los más actualizados, ya que su metodología permite hacer periódicamente cortes de la población para obtener los patrones de referencia.

Dada la aceleración secular positiva que todavía persiste en nuestra población, estos estudios deberían efectuarse cada 10-15 años, para considerarlos adecuadamente actualizados.

Los estudios transversales tienen además una utilidad adicional como indicador de salud pública de las poblaciones, en la medida en que existe una relación directa entre el crecimiento y el grado de desarrollo socioeconómico, como han demostrado diversos autores -economistas, biólogos, auxólogos y demógrafos- contemporáneos.

¿Cuando debo utilizar el estudio longitudinal?

Los estudios longitudinales son los únicos que suministran datos de velocidad de crecimiento. Por lo tanto habrá que recurrir a ellos cuando sea necesario evaluar este parámetro, lo que suele ser necesario en niños con alteraciones endocrinológicas y/o del crecimiento.

Tienen además utilidad para la monitorización de la talla en el caso de los niños cuyo patrón de crecimiento puberal se aleje del promedio, ya que en el caso del estudio longitudinal español, suministra gráficas diferenciadas para maduradores tempranos, medios y tardíos.

En síntesis, el ámbito de uso de estos estudios se circunscribe fundamentalmente a los niños que son estudiados a nivel especializado por alteraciones específicas endocrinológicas y/o del crecimiento.

Preguntas
Frecuentes
Fundación Faustino Orbegozo Eizaguirre
María Díaz de Haro, 10 BIS Planta 3ª 48013 Bilbao - Tfno. 94 441 11 16 - Fax. 94 441 11 50 - [email protected]